Al final aprobé

Cada día iba más nervioso al cole. En los exámenes me bloqueaba y cada vez que me preguntaba un profesor me quedaba en blanco. Mis amigos decían que yo era un “pasota” y al final casi me lo creí. Mi madre me dijo que a lo mejor necesitaba que alguien me ayudase a organizarme para ver qué es lo que me pasaba. Después de ir toda esta evaluación a un apoyo al estudio conseguí superar mis miedos, contestar a las preguntas y dejar de ser ese “pasota” que yo sabía que no era. Ahora ya sé qué tengo que hacer para el curso que viene.

Jaime - 15 años